MODO MESA: Zirkel, la verdadera alta gastronomía

#ModoMesa, el programa de HSBC Premier Mundo Epicúreo que premia a los comensales que se desconectan de sus teléfonos para conectarse con los sabores y los momentos, nos llevó en esta ocasión a Zirkel, el restaurante con las mejores vistas de todo Buenos Aires.

por MÁXIMO PEREYRA IRAOLA


En pleno microcentro porteño, accesible a todo el mundo y a la vez escondido para el ojo no atento, se encuentra Zirkel, un restaurante ubicado en el piso 22 de un enorme edificio de la Av. Corrientes, donde funcionó hasta hace cinco años el antiguo restaurante del Club Alemán. Este privilegiado espacio, que funciona como uno de los mejores miradores de la ciudad, no se conforma con ofrecer una buena vista, sino que además sirve platos exquisitos y propone distintas opciones de disfrute a lo largo del día.

Mientras observamos primero el río (allá a lo lejos, visible, la ciudad de Colonia del Sacramento), después el Obelisco, después la Reserva Ecológica y el centro porteño, hablamos con Carlos Esnal, quien nos cuenta que tomó las riendas de la pata gastronómica del Club Alemán en diciembre de 2013. "Renovamos completamente el lugar y modificamos el concepto; antes era un lugar exclusivo para socios, y nosotros decidimos abrirlo al público y ofrecer una propuesta más variada, que incluye siempre platos alemanes pero además incorpora lo mejor de la gastronomía de inspiración francesa, italiana y argentina", dice. 

Y así llegan los platos, efectivamente variados y diversos, llenos de color y sabor. Con explicaciones detalladas del cocinero Pablo Greco, llegan primero las entradas: una muy cremosa burrata con tomate, jamón crudo y mix de verdes; una ensalada de remolacha, palta, huevo y brotes; y un impresionante strudel de queso brie con mermelada de cebolla morada.

Como platos principales probamos la lasagna de langostinos y queso brie (muy recomendable) y una bondiola de ciervo cocida en su jugo con risotto de parmesano tiernísima y llena de texturas, que maridó a la perfección con uno de los vinos de Catena Zapata.

Los postres, exquisitos ambos, fueron un Charlotte (masa de almendra, helado de vainilla, praliné de almendras y nutella) y un Rote Grütze, un postre típico alemán a base de frutos rojos, crema y vainilla. Coronamos todo con un café y nos despedimos prometiendo volver de noche, donde la vista, que ya de día es imponente, cambia por completo.

Zirkel puede ser visitado aun si no van a comer, pero no pierdan la oportunidad de hacer el programa completo, porque lo vale. Es un grandísimo lugar para citas, pero también para ir con amigos, tomar algo y admirar la belleza de Buenos Aires. Como siempre, lo más importante es que se desconecten, se olviden de puertos USB y barritas de Wi-Fi, y se reencuentren por un rato con el placer. Si son clientes HSBC Premier, aprovechen para seguir nuestro consejo y guarden bien sus teléfonos. Serán recompensados.


www.zirkel.com.ar
Av. Corrientes 327
Tel: +5411 4311-3313
Abierto los lunes de 9:00 a 18:00 hs, de martes a viernes de 9:00 a 00:00 hs y los sábados de 18:00 a 1:00 hs. Domingos cerrados.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

4.5

GOOD

Comentarios