7 pizzas del mundo

Si hay algo de lo que podemos estar seguros cuando viajamos, es que cuando nos cansemos de probar comidas exóticas y sabores foráneos para descansar un poco el paladar (a algunas personas les pasa), siempre encontraremos pizza, aun si en distintas variantes. ¿Cuáles? Hoy les contamos sobre algunas de ellas.

El origen de la pizza es incierto; aunque todos asociamos a esta maravillosa invención con Italia, lo cierto es que es más que probable que no sea más que otra de las comidas que se adjudican pero en realidad llegaron de otros lares (como sucede con el spaghetti y China). Se dice, por ejemplo, que la palabra "pizza" viene de "pita", que significa pastel; y "pita" es también el nombre del típico pan árabe... En fin, quién sabe. Lo que nos importa es poder comer pizza en todos lados y en cualquiera de estas tentadoras variantes.

1. Lahm Bi Ajeen




En los restaurantes de comida armenia, árabe y sefaradí pueden encontrarla como lajmayin (la de Sarkis, en Villa Crespo, es gloriosa); su origen es libanés y cumple con la fórmula básica de la pizza: masa, salsa y otros ingredientes que en general incluyen cordero, cebolla, comino y yogurt. Si nunca la probaron, tienen que resolver ese temita cuanto antes.

2. Calzone




Pueden decirle calzón, si la palabra italiana les da comezón. Es vuestra decisión. Acá sí el origen es plenamente italiano, producto de algún arrepentido que decidió convertir su pízza en pastel de queso y tomate doblándola por la mitad. Aunque equivale a dos o tres porciones de pizza, generalmente asumimos que es mucho más pesado, y no es particularmente popular por estos lares.

3. Stromboli




Parecido al calzone, aunque más del estilo de un roll de pizza (si les suena parecido al "cono pizza" que tanto se popularizó hace unos años... puede ser). El restaurante italiano Romano's, de Filadelfia, dice haberlo inventado en 1950, mientras que un tal Mike Aquino, de Washington, alega haber creado esta pizza enrollada en 1954, bautizándola en honor a la película homónima protagonizada por Ingrid Bergman.

4. Marinara




Basicona: la Marinara consiste en masa de pizza, aceite, tomate, ajo y orégano. Nada más. En otros tiempos los barcos se abastecían de estos panes glorificados antes de las travesías para que los marineros (marinai) pudieran hacer sus propias pizzas en altamar.

5. Deep Dish




Lo que en Chicago se conoce como Deep Dish (y tiene tantos adeptos como detractores) es una pizza en formato semi-torta. En el eterno debate pizzero que es el equilibrio entre masa, salsa y queso, acá ganaron las tres cosas: mucha masa, mucha salsa y mucho, muchísimo queso. Para comer con cubierto. Ñam.

6. A la piedra




La neoyorkina, y en general la italiana, van más por este lado: masa finita y crocante, la salsa justa, y la muzzarella más rica que pueda encontrarse. En los mejores casos, las porciones son muy generosas y se comen con la mano, doblando la porción en dos. Felicidad pura y un desafío de autocontrol.

7. Porteña




Está bien, esta variante existe en muchos otros lugares, pero también es bien nuestra. Masa alta, mucha salsa, mucho queso, orégano y, para los más fieles a la patria pizzera, una buena porción de fainá (y ahí sí somos bastante más originales). Ya saben: Avenida Corrientes y alrededores.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios