Ranking Cuisine: 4 vinos para volver a la rutina… de a poco

En las redes alguien sentencia: “el año debería arrancar en abril”, y recolecta likes a lo loco. Es que introducirnos en el ritmo del año nuevo (con minúscula) es agotador y cruel. Todavía hay gente que no volvió de sus vacaciones y otros que aún no se fueron, todo es muy confuso. Como en Cuisine siempre pensamos en vos, acá te dejamos cuatro vinos para el período de adaptación post-enero.

por ANA PAULA ARIAS


BARRANDICA MALBEC
(ANTUCURA - VALLE DE UCO, MENDOZA) (94 PTS.)

Ya no es una novedad decir que Valle de Uco da vinos ricos y frescos. Así es Barrandica, el fiel exponente de una viticultura bien hecha y de una zona naturalmente privilegiada. Cortar la semana con unos churrascos a la parrilla y descorchar este vino te va a ayudar a esperar en paz el próximo fin de semana largo.





 

ABITO BLEND
(ABITO - MAIPÚ MENDOZA) (93 PTS.)

Atención con esta bodega relativamente nueva, y con esta etiqueta en especial. La mezcla de Malbec, Petit Verdot y Cabernet Franc funciona súper bien y lo hace un vino poderoso y equilibrado. Lo podés beber solo o convidárselo a ese amigo que le cambiaba las piedras al gato mientras vos no estabas.

 





TUCUMEN RESERVA CABERNET SAUVIGNON
(BUDEGUER - MAIPÚ, MENDOZA) (92 PTS.)

Lo lindo de esta época del año son esos días de frío que se cuelan en pleno verano y que nos permiten tomar un tinto potente. El Tucumen es ideal para ese momento, porque es muy frutado y llenador, sin ser pesado. Hacer un guiso de lentejas en febrero y descorchar este vinazo es un plan sencillamente hermoso.

 





PURO ROSÉ
(OJO DE AGUA - AGRELO, MENDOZA) (92 PTS.)

Que las vacaciones hayan terminado no te impide caerle a un amigo con pileta un sábado a la tarde. En el bolso playero podés poner la toalla, el protector solar y este vino orgánico certificado que, además de ser riquísimo, tiene un hermoso color asalmonado. Las piletas y los rosados nacieron para estar juntos.







Comentarios