MODO MESA: La Cabaña, un clásico que nunca defrauda

#ModoMesa, el programa de HSBC Premier Mundo Epicúreo que premia a los comensales que se desconectan de sus teléfonos para conectarse con los sabores y los momentos nos llevó en esta ocasión a La Cabaña, el tradicional restaurante de carne donde se comen algunas de las mayores delicias de Puerto Madero.

La Cabaña nació en 1935 en Congreso, más precisamente en Belgrano y Entre Ríos, cuando Puerto Madero todavía estaba muy lejos de ser un polo gastronómico y turístico. El restaurante, cuyo enorme salón tenía una capacidad para 450 personas, ya en ese momento se destacaba por ofrecer un servicio de excelencia y cortes de carne cuidadosamente seleccionados, además de una impresionante carta de vinos. Todo esto lo convirtió en poco tiempo en un clásico indiscutido de la buena cocina porteña.

Por sus mesas pasaron personajes como Luciano Pavarotti, Louis Armstrong, Sophia Loren, Charlton Heston, el Rey Juan Carlos, Charles De Gaulle y Walt Disney; entre los objetos de todas las épocas que adornan el salón y los pasillos de La Cabaña hay fotos de estas visitas y encuentros, que fueron pasando desde el local original al actual de Puerto Madero. Lo cierto es que cada comensal puede estar seguro de que es atendido como si fuera cualquiera de aquellas celebridades, porque el servicio de lujo es una de las columnas fundamentales del lugar. 

La parrilla está a la vista, y se puede ver cómo Diego Moyano, parrillero de La Cabaña desde 2003, maneja con maestría los fuegos, usando las mejores carnes y los productos más frescos. Algunos cortes, nos cuentan, pueden llegar a tardar una hora en llegar a la mesa; esto es porque la cocción está cuidadísima y no hay nada marcado. Para los impacientes, hay una serie de entradas que colman apetito y tiempo sin problemas. Así probamos, por ejemplo, la Provoleta La Cabaña, que trae panceta grillada, morrón asado y tomates frescos; la selección de empanadas norteñas, exquisitas, de pollo, carne y humita; y un trío con una pequeña empanada adicional, una bruschetta con olivas negras y verdes, y lengua.

Cuando llega el momento de los platos principales, nos deleitamos con un tremendo bife de chorizo y una pamplona espectacular de lomo, rellena de morrones, Provolone, aceitunas y panceta ahumada. Ambos platos fueron acompañados por una ensalada de campo y las mejores papas soufflé que hayamos probado, además de un rico vino de Catena Zapata.

De postre pedimos un panqueque de dulce de leche con menta, riquisimo y muy argentino, al que acompañamos con un buen café. Pasamos bastante tiempo en el restaurante, pero en realidad no tuvimos que esperar nada; entre las entradas, el buen vino, lacompañía y la vista de Puerto Madero, no hubo necesidad de contacto con el mundo externo. Recomendamos que visiten este clásico de la ciudad, y que lleven amigos, familia, gente con la que van a quedar muy bien. Como siempre, lo más importante es desconectarse, olvidarse de puertos USB y barritas de Wi-Fi, y reencontrarse por un rato con el placer. Si son clientes HSBC Premier, aprovechen para seguir nuestro consejo y guarden bien sus teléfonos. Serán recompensados.


www.lacabana.com.ar
Alicia Moreau de Justo 380
Tel: +5411 4314-3710
Abierto todos los días de 11:30 a 1:00 hs.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios