La Fernetería bar & Eatery: Algo más que buenos cocktails y fernet

Fuimos a conocer La Fernetería, el primer bar y restaurante de amargos del país, tentados sobre todo por la coctelería basada en fernet que le dio su nombre; sin embargo, lo que más nos cautivó fue su propuesta gastronómica, interesante, rica y muy italiana.

por MÁXIMO PEREYRA IRAOLA



Cuando hace unos meses abrió La Fernetería en Palermo, lógicamente fue promocionada principalmente como un merecido homenaje a la bebida amarga que enloquece a los argentinos y sobre todo a los cordobeses (los mayores bebedores de fernet del mundo, junto con los italianos). El bar a la calle, bautizado La Fernetería Aperitivo, convoca a ferneteros principiantes y expertos con una barra que sirve cinco variedades diferentes de fernet combinadas con cola, pomelo, jugo de naranja, soda o tónica, usando las marcas conocidas de fernet pero también tres artesanales, producidas en Argentina.

Podríamos decir que con lo que está a la vista alcanza. Los cocktails de Aperitivo son ricos, la barra es cómoda, hay mesitas en la calle perfectas para las noches de primavera-verano, la música es buena y los trapizzinos, bocadillos bien tanos para acompañar drinks, son imperdibles. Sin embargo, a los costados de la barra una gran cortina de terciopelo intriga, y no nos queda más opción que atravesarla.

Del otro lado de la cortina la historia es muy diferente, y a la vez se siente como una continuación lógica de la barra en el que acabamos de estar. La Fernetería Bar & Eatery es un salón gigante, inmenso, tipo galpón, que es muy canchero e informal y a la vez es tremendamente distinguido. Las paredes tienen aspecto fabril, pero también hay un muro altísimo repleto de botellas (la foto para Instagram con este fondo es casi un souvenir obligado, y todos se lo llevan), y otro en el que se ve la cocina y las pastas frescas, como una pecera culinaria (de nuevo, fotitos para Instagram). En el medio una barra grande, amable y divertida; muchas mesas, muchos sillones, muchos espacios.

Nos sentamos y nos traen primero los tragos, junto con el menú armado por el cocinero Rodrigo Sieiro. Cocina sobre todo italiana, pero con algunos toques argentos. Probamos en total siete cocktails a lo largo de la noche, escogiendo y recibiendo recomendaciones de la carta de tragos, repleta de grandes nombres. Así, por ejemplo, el Fernet Spritz (cynar, Martini, Fernet y espuma de cereza) lleva la firma de Sebastián Atienza, al igual que el Vecchio Fosco (Jack Daniels, Limoncello Luxardo, Cynar, Martini Rosso); el Isla de Capri, mezcla de Aperol, soda de lima con miel, arándanos y (atentos) una paleta Melona de mango, y el Re-Reversión (Fernet, lima, soda y syrup de coca) son de Matías Merlo; el Paseo en Scooter (Absolut Elyx, Aperol, Almíbar de sauco, lima y frutos rojos) y el Palermo Playero (Fernet Branca Menta, jugo de limón, chocolate rallado) fueron diseñados por Fede Cuco; y el Romano (Fernet, jugo de pomelo y miel de pimienta) es obra de la gran Mona Gallosi. Hay varios otros cocktails, por supuesto, pero los dejamos para una próxima visita.

Ahora bien, la comida: arrancamos con una burrata con avellanas spicy, de las mejores que hemos comido últimamente -y venimos comiendo varias- y una tabla de jamón crudo, bresaola y salame acompañada por una panera con algunas de las mejores cosas de Salvaje Bakery, incluyendo un pan de algarrobo riquísimo. Como principales probamos dos platos representantes de la especialidad de la casa, la pasta; por un lado, pappardelle con hongos frescos y huevos pocheados, impresionantes, y por otro unos rigattoni con tomate, albahaca y fior di latte, también muy ricos. Para terminar (al menos con lo salado), un tremendo ojo de bife con hueso de 500gr preparado a las brasas, acompañado por una noble ensalada de papa, huevo y panceta, también a las brasas.

Los postres son en muchos lugares la prueba de fuego, la señal de que la propuesta gastronómica es realmente completa; más de una vez nos ha pasado de comer platos riquísimos y decepcionarnos con un final dulce mediocre y pavo. En este caso, una vez más fuimos gratamente sorprendidos, con una tarta de limón y almendras que la rompía y un helado de dulce de leche con chips de chocolate para repetir mil veces.

La Fernetería es un buen plan en todos los sentidos. Recomendamos ir por los cocktails y quedarse por la comida, disfrutando de la buena música, el ambiente y el impecable servicio. Además, si mencionan el #PlanCuisine haciendo una reserva para los martes y miércoles hasta el 26 de diciembre, obtienen un 20% de descuento. Sigan nuestro consejo.



www.laferneteria.com
Serrano 1349
Tel: +5411 3914-1972
Abierto los martes y miércoles de 18:00 a 2:00 hs y de jueves a sábados de 18:00 a 4:00 hs.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios