El Club Cuisine&Vins recibió abril con una degustación de altura

Abril comenzó con una cata exclusiva para socios con vinos de la bodega salteña Colomé, de la mano de nuestra sommelier Ana Paula Arias y la sommelier de Colomé, Mariana Hernáez. En esta nota, te contamos cómo fue el evento en el flamante Palladio Hotel Buenos Aires MGallery by Sofitel.

Hace poco les contamos sobre el Palladio Hotel Buenos Aires MGallery by Sofitel, que abrió sus puertas hace apenas algunos meses en plena Recoleta, a dos cuadras de Santa Fe y Callao. Además de haberlo visitado para conocer sus cartas de gastronomía y coctelería, elegimos el hotel para agasajar a nuestros socios del Club Cuisine&Vins en nuestra degustación de abril.


Para este puntapié de lo que va a ser una catarata de eventos y degustaciones exclusivas a lo largo del año, elegimos el salón principal del hotel, muy amplio, de techos altos y grandes espejos. Donde hoy se emplaza el hotel solía haber una residencia de estilo francés, y el espacio que elegimos para nuestra degustación es la porción que se conserva del caserón en estado original.


Antes de comenzar a degustar los vinos, nuestros socios fueron recibidos con un tapeo de platillos fríos y calientes que permitieron conocer la oferta gastronómica de Negresco Bar y Bistró, el bar y el restaurante de Palladio. Hubo tartare de ternera, arancini, croquetas de hongos de pino, kaftas de cordero, mini hamburguesitas de ternera y satay de ave, entre varias otras cosas. Maridamos esta recepción con espumante Amalaya Brut Nature, de la bodega hermana de nuestra protagonista de la noche.


Una vez que los socios pasaron al salón principal, mientras sonaban temas de Art Tatum, Hugh Laurie, Chet Baker y Esperanza Spalding, fueron bienvenidos por Ana Paula Arias, la sommelier del Club, quien presentó la versión renovada del Club Cuisine&Vins e hizo una introducción hablando sobre los terroirs salteños y los interesantísimos vinos que producen. Después, Ana Paula presentó a Mariana Hernáez, la sommelier de Bodega Colomé.


Mariana comenzó presentando un video con la historia de la bodega, poseedora del viñedo más antiguo del país (y protagonista de uno de los más recientes hits de Colomé, el 1831), y el más alto del mundo, a 3.111 metros sobre el nivel del mar. Después, y tras describir en mayor detalle algunas de las características del emprendimiento fundado por el célebre Donald Hess hace ya varios años, comenzó a hablar del primer vino de la noche, el Estate Torrontés 2018. Floral, con notas de jazmín en nariz y una entrada muy refrescante en boca, el Torrontés salteño despertó un debate entre las mesas con respecto al prejuicio que todavía existe con los blancos y en especial con esta cepa, que las sommeliers defendieron a capa y espada.


Luego pasamos al Colomé Estate Malbec 2018, un vino 100% Malbec con crianza de 15 meses en barricas de roble francés y 6 meses en botella. Jugoso y persistente, fue el que más le gustó a muchos de los socios e invitados a la degustación. Por último, y después de mucha charla, preguntas, debates y anécdotas, concluimos con el Auténtico Malbec 2017, una de las joyitas de la bodega. Considerablemente más complejo que el Malbec anterior (nota aparte: Mariana eligió dos tintos de Malbec homenajeando el Mes del Malbec, que se celebra durante todo abril), este vinazo elaborado en el Valle Calchaquí hace honor a los tintos puros de la zona, y no tiene crianza en roble, resultando en un vino de fruta pura y algo más agresiva, en el mejor de los sentidos. Muy profundo en sus aromas, algo herbáceo y rico en estructura, el Auténtico fue el preferido indiscutible de la noche, y el que despertó más interrogantes.


Con los últimos tragos de vino y los espíritus en alto, llegaron a la mesa algunas delicias de la pastelería de Negresco, como verrines de limón, cremosos de chocolate y mini bretonas de frutillas y maracuyá. Al terminar la degustación, los socios e invitados pudieron quedarse a comer en el restaurante del hotel con un beneficio del 20% de ahorro sobre el total de la cuenta.


Esta fue, como dijimos antes en esta nota y como se mencionó varias veces a lo largo de la degustación, tan solo una de las muchas instancias en las que celebraremos la buena vida con nuestros socios a lo largo del año. La próxima degustación es en mayo: si se asocian ahora, además de ser invitados van a recibir un descuento del 30% sobre el primer pago; además, si invitan a un amigo a asociarse, les regalamos una caja adicional de vinos.


Comentarios