Bienvenidos: el encuentro entre Chila y Maido fue una fiesta de genialidades

En la segunda parada del ciclo "Encuentros", que se lleva a cabo en Chila, el chef residente Pedro Bargero hizo de anfitrión al recibir al chef visitante Mitsuharu Tsumura, originario de Perú y al mando del restaurant Maido, palabra japonesa que curiosamente significa "bienvenido".

Ubicado en el puesto número 8 de la consabida lista mundial del 50 Best, Maido, uno de los mejores restaurantes latinoamericanos del momento, llevó un paso más allá las increíbles posibilidades de la cocina nikkei en manos de Mitsuharu Tsumura, a.k.a. Micha, un joven y talentoso hombre de "sangre japonesa y corazón peruano", en sus propias palabras.

Como suele suceder en estas épocas, los chefs viajan cada vez más y toman por asalto las cocinas de sus colegas de otros países. Después de la visita del cordobés Paulo Airaudo, que comanda las ollas de Amelia, en San Sebastián, y poseedor de una estrella Michelin, Chila le abrió las puertas a Micha de la mano de Pedro Bargero, su chef residente, y de Andrés Porcel, su propietario.

La noche, elegantemente irrigada con espumosos y vinos de la bodega Catena Zapata, mostró una armonía pocas veces vista entre dos cocineros de técnicas impecables y enorme creatividad. 

De lo más alto de la velada fueron no sólo las sonrisas de acompasado éxtasis de la mayoría de los comensales sino también, claro, algunas genialidades: un snack de carne curada y ostras para devorar de un bocado, la sensacional merluza negra en un caldo de cabezas de pescado y cangrejo (en compañía de un inobjetable White Stones) y el último postre, que nunca es el último: un helado de pino que parecía un funambulista junto a un inesperado compañero: el coliflor.

A seguir, pues, atentos a lo que proponga Chila en las próximas estaciones de sus valiosos Encuentros, que cuentan con el apoyo del hotel Four Seasons.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios