Arte y osadía en la caja de marzo del Club Cuisine Et Vins

Quisimos imprimirle un tono vanguardista a esta entrega y hacerle honor a aquellas mujeres que llevan adelante la difícil tarea de hacer de este un mundo más igualitario. Son mujeres que, en su devenir cotidiano, con su trabajo y sus ideas, son fundamentales para este cambio de época.

por ANA PAULA ARIAS


La caja trae entonces un Reserva corte de Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc que fue etiquetado con la icónica imagen de “El Deslumbre” de Dalila Puzzovio, artista consagrada del Instituto Di Tella, diseñadora, entrepreneur e ícono de la revolución cultural de los años 60. Nos divirtió la idea de conectar aquel momento de la historia que tuvo como telón de fondo al Mayo Francés, el hippismo y el boom latinoamericano con nuestro presente de efervescencia política, donde la mujer retoma esa avanzada en materia de derechos y reivindicaciones. 


Dalila es una de las grandes referentes del arte pop en Argentina. Tiene ojos pícaros, como si siempre se estuviera divirtiendo con algo que solo ella ve o entiende. Cuando en los 60 jugó con la idea de “arte-consumo” a partir del diseño de zapatos de doble plataforma, sentenció: “las mujeres desde esas alturas podríamos predecir el año 2000”. Hoy ese guiño tiene una connotación política muy poderosa, a tono con los tiempos que corren.


La caja se completa con una muestra de dos estilos bien marcados de vino mendocino, donde la composición del suelo, la pluviometría y las horas de sol al año hacen de cada viñedo un lugar único: el Latente de bodega Cuarto Surco, un Bonarda digno del Alto Valle de Uco, jugoso, suave y bebible; y el Tipo Intenso de la bodega maipusina Familia Tipo, un Cabernet Sauvignon súper frutado con notas de pimiento dulce y pimienta.


La selección de este mes tiene una curaduría especial, que le da un nuevo sentido al hedonismo enófilo. A disfrutarla.


Comentarios