4 vinos para quedar como un conocedor

Todos tenemos un amigo o conocido que es un enófilo empedernido. Un fanático, un coleccionista, querible pero medio insoportable en definitiva. Cuando vas a la casa y tenés que llevar un vino es un suplicio, porque en el mejor de los casos te va a decir que ya lo conoce, y en el peor va a dejarlo en la cocina y va a descorchar lo propio. Para mitigar el flagelo de los obse del vino te dejamos unas etiquetas con las que seguro vas a tener revancha.

por ANA PAULA ARIAS

FELINO MALBEC 
VIÑA COBOS - LUJÁN DE CUYO Y VALLE DE UCO, MENDOZA 
93 PTS.




El gran Paul Hobbes es el enólogo y el explorador de esta bodega. Un visionario que se vino en la década del 90 a ver qué había de bueno en Mendoza. Felino es una etiqueta que condensa lo mejor de las zonas de Valle de Uco y Luján de Cuyo. Es un vino que expresa esa filosofía innovadora que trajo a Paul al país hace más de 20 años y que es un “must” entre los conocedores.



ACHÁVAL FERRER MALBEC MENDOZA 
ACHÁVAL FERRER - VALLE DE UCO, MENDOZA 
92 PTS.





Los vinos de Achával no se ven mucho en vinotecas porque la mayoría de la producción está dispersada en los más de 65 puntos del globo a donde se exportan. Es un vino de tradición ganadora en rankings y publicaciones internacionales y está muy relacionado al Malbec argentino (aunque no sea lo único que hacen). Una perlita linda de compartir.



CAELUM GRAN RESERVA FIANO 
CAELUM - LUJÁN DE CUYO, MENDOZA
94 PTS.




Fiano es una cepa blanca típica del sur de Italia. Lo lindo de este vino es que es súper floral y fresco, pero a la vez con unas notas típicas de barrica que se armonizan perfectamente. Es una etiqueta relativamente nueva de un enólogo que se está poniendo de moda y que, por ahora, no es nada masiva. Características geniales para caerle a un nerd del vino y dejarlo desorientado.



DON DIEGO SYRAH 
DON DIEGO - FIAMBALÁ, CATAMARCA
91 PTS.




Este vino tiene varias cosas para ser elegido entre los especialistas: se produce en una zona vitivinícola no tradicional como es Catamarca, proviene de viñedos muy altos (unos 1500 msnm), es orgánico y es delicioso. Cosas que no siempre van juntas. El portfolio de Don Diego tiene sólo tintos, entre los que se destaca este espectacular Syrah, que llena la boca, y pese a todo lo intenso que puede llegar a ser es muy equilibrado. Don Diego es ese as en la manga para cuando queremos sorprender a alguien y quedar como un verdadero experto.

Valoración

Asignar un puntaje a esta nota:

5

GOOD

Comentarios