2019, el año de Mauro Colagreco y su equipo

Dos grandísimos triunfos ubican al chef como el cocinero N° 1 del mundo. Las tres estrellas de la Guía Michelin francesa y el primer puesto en la lista The World’s 50 Best Restaurant concretan el sueño que este joven de La Plata atesoró en su corazón y en su cabeza, y en sus prodigiosas manos también, desde sus inicios en la cocina.  

por CRISTINA GOTO


“Quiero ser el mejor cocinero del mundo”, le dijo Mauro a su padre Luis Colagreco cuando le anunció, a los 19 años, que abandonaba su incipiente carrera en Ciencias Económicas de La Plata para seguir su sueño.
 
En 2019, al cumplirse el decimotercer aniversario de la apertura de Mirazur, su restaurante ubicado en Menton sobre la Costa Azul francesa –pegadita a Italia–, Mauro, su equipo y una exquisita cocina mediterránea de estación inspirada en el mar, las montañas y los jardines del restaurante, lograron en enero su tercera estrella de la prestigiosa guía Michelin. En junio Mirazur fue elegido N° 1 por The World’s 50 Best Restaurants, la lista originada en 2002 por la revista londinense Restaurant Magazine en la que votan profesionales de todo el mundo. Y no vamos a ignorar que ya en 2006, durante los primeros meses de Mirazur, Colagreco fue distinguido por Gault & Millau como Revelación y al cumplir el primer año le concedieron la primera estrella Michelin.

Qué le dirías a tus seguidores, le pregunté al saber sobre su posición en la lista, y me contestó: “que cuando seguís tu sueño, lo podés lograr con honestidad, humildad y valores”. Esta respuesta sin duda confirma cómo Mauro cumplió con su ilusión juvenil. Y al mismo tiempo, cómo con amor y reflexión, y con unas manos prodigiosas, se convirtió en un paradigma.
 
The World’s 50 Best Restaurants destaca del menú de degustación de Mirazur las remolachas de la huerta a la costra de sal con crema de caviar, los huevos del gallinero con anguila y avellanas y el brioche de papas con huevo y trufa blanca, entre varios platos.
 
Mirazur tiene vistas incomparables hacia la Riviera francesa y tres niveles de huertos en cascada donde cultivan ingredientes excelsos como los cítricos, frutas emblemáticas de la región. El equipo lo complementan cocineros talentosísimos y un personal de salón que transmite la mística de la cocina; por todo esto, los entendidos lo consideran la mejor experiencia de restaurante.

Durante sus primeros siete años en Francia, Mauro trabajó con el famoso chef Bernard Loiseau hasta su muerte en 2003. Más tarde estuvo en París, con Alain Passard en Arpège y con Alain Ducasse en el Hotel Plaza Athénée.

Hoy Colagreco tiene otros exitosos restaurantes, como el Grand Coeur en París y Carne en Argentina. Además, abrió Grill 58 en Macao y Florie en Palm Beach, EE.UU.

El 11 de julio Mauro estará en Buenos Aires para integrar el prestigioso jurado del Prix de Baron B - Édition Cuisine, junto a Mitsuharu Tsumura de Maido, Martín Molteni y Marina Beltrame. Si hay una conducta que tiene este cocinero es que no olvida ni a su país ni a su gente. 


Comentarios